Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

viernes, 20 de septiembre de 2013

artículo de la revista The Ecologist : los tintes químicos

Y COLORÍN COLORADO...
LOS TINTES QUÍMICOS SON PELIGROSOS

Los tintes convencionales utilizados por la industria textil global son muy peligrosos. Principalmente, para el medio ambiente, pero también para los consumidores.
Fecha de publicación: 1-04-2012
Revista: The Ecologist para España y Latinoamérica
Según los técnicos de Grain, “ya hemos dicho que la industria textil es una de las pioneras del proceso de industrialización de un país. También es una de las industrias que utiliza más productos que contaminan y destruyen el medio ambiente. El hilo del algodón si no es tratado químicamente no es completamente blanco, sino que queda de un color beige muy pálido. La industria textil blanquea el algodón utilizando cloro, para que esté quede del color blanco al que estamos acostumbrados. El cloro genera compuestos organoclorados, que se vierten en las aguas de los alrededores generando residuos altamente tóxicos y con una peligrosa capacidad de persistir y acumularse en los seres vivos. Entre sus efectos en la salud de las personas y animales destaca el cáncer, las alteraciones del sistema inmunológico y los problemas en la reproducción”. El algodón engaña.

TINTES SINTÉTICOS 
Pero si todo se quedara aquí quizás la cosa no sería tan grave… El problema es que toda la ropa que utiliza el mundo está tintada de una forma u otra. Y se tinta con productos altamente tóxicos, que tienen los mismos efectos del cloro o más. Cuando, mañana por la mañana, te vistas antes de ir a clase, al trabajo, a pasear o a hacer la compra, piensa en cómo ha sido tintada la ropa con que te has vestido. Sus colores no están ahí bajados del cielo. Para incorporarlos a las prendas se han utilizado productos y técnicas medioambientalmente insostenibles.
En la ropa convencional también se utilizan muchos colorantes y tintes sintéticos para darles la apariencia que vemos. Todos los productos químicos sintéticos utilizados para tintar la ropa convencional tienen algún tipo de disfunción medioambiental. Algunos son altamente contaminantes y de consecuencias muy peligrosas para la salud de la fauna. Estos contaminantes, una vez liberados al medio ambiente, pueden entrar en la cadena trófica y tener consecuencias en la salud humana también. Según los textos de Grain, “entre sus efectos en los seres humanos encontramos la pérdida de peso del hígado y los riñones, irritación de piel, ojos, nariz y garganta”. Estos son los efectos que tienen estos contaminantes una vez son liberados al medio. Pero existen otros efectos en la salud humana derivados del contacto directo de la piel con estas sustancias.
SQM
Las personas que padecen Síndrome Químico Múltiple son las más sensibles a colorantes químicos y prendas que no sean totalmente orgánicas. Habida cuenta de su sensibilidad radical a sustancias tóxicas, los tintes y otros productos químicos sintéticos pueden provocar en estas personas reacciones de todo tipo, en algunas ocasiones… muy graves. En personas que no padecen SQM pero que tienen una piel muy sensible, también pueden darse alergias, pruritos, eczemas, etc. Todos deberíamos cuidar muy mucho aquello que vestimos pero es con los niños con los que hay que prestar una mayor atención, pues su sistema inmunológico no está desarrollado todavía y una agresión a su piel que puede no tener mucha importancia en el presente… puede desembocar en un problema mayor en su edad adulta. La piel también absorbe contaminantes, no sólo los absorbemos a través de la dieta.
INDUSTRIA SIN CONTROL
En las dos o tres últimas décadas, tanto en Europa como en los Estados Unidos, las autoridades pertinentes han puesto coto a las actividades perniciosas para el medio ambiente de la industria textil. No completamente, claro, pero sí que han ejercido barreras a una actividad contaminante bárbara. Pero estas industrias se han trasladado a países del Tercer Mundo o a economías emergentes como la de China, donde no hay ningún control a actividades medioambientalmente insostenibles. En China, por ejemplo, según varias ONG’s ambientalistas, se utilizan tintes muy tóxicos sin ningún tipo de control, ni para el medio ni para los consumidores.
Grain nos explica un caso concreto: “Hoechst ha cerrado recientemente sus instalaciones en Alemania, EUA y Japón, pero ha incrementado su producción en India y ha manifestado su deseo de que China sea su centro de producción de tintes. Ciba Geigy ha cerrado sus fábricas en Suiza, Alemania y el Reino Unido y está explorando las posibilidades de producir en Asia. Basf proyecta construir una planta en India”. El textil convencional causa enormes problemas por donde se mire. No sólo en la producción, sino también en la coloración de las prendas. Estos tintes químicos generan contaminantes altamente persistentes imposibles de filtrar. Se almacenan en la grasa de los seres vivos una vez que han entrado en la cadena trófica, que es siempre. El Principio de Precaución es visto en países como China o India como algo que no va con ellos, una barrera a su desenfrenada carrera por una economía en continuo crecimiento. Pero nosotros, como consumidores, sí tenemos la última palabra.
LA 6ª EN EL RANKING
Carlo Cataldi ha escrito: “¿Y quién es que cree que las plantas nacen en colores? ¿Que el algodón, por ejemplo, florece en amarillo fluorescente? ¡Ah! ¡Veo algunas manos por allí! Muy bien, aclaramos algunas dudas entonces. Hoy vamos a explorar el mundo de las tinturas en la industria textil y del efecto que ellas tienen sobre el medio ambiente y las personas que trabajan manejándolas a diario. No me quedo muy sorprendida cuando leo que la industria textil se coloca en la sexta posición por los desechos tóxicos. De las mismísimas fábricas de donde salen mis vaqueros preferidos, también salen, de forma líquida, un montón de agentes químicos, como agentes colorantes, sosa cáustica, ceniza de sosa, ácido clorhídrico, sodio hipoclorito y otros sabrosos ingredientes, que, por cierto, no voy a añadir a mi pasta con pesto esta noche”. Efectivamente, la industria textil, y especialmente el subsector del tintado, se encuentran en la sexta posición de las industrias más contaminantes del planeta. Dan puestos de trabajo a millones de personas. Estos trabajadores sufrirán secuelas a lo largo de su vida, otros padecerán enfermedades irreversibles, algunos verán empeorar su calidad de vida de forma fulgurante… Mientras, políticos, empresas e instituciones internacionales miran hacia otro lado y/o hacen declaraciones de buenas intenciones. Todo para que nosotros tengamos unos tejanos bien azules o lo que sea. Mira lo que vistes. Somos lo que vestimos.
Toni Cuesta
LOS COLORANTES NATURALES
UTILIZADOS DESDE HACE SIGLOS

¿Por qué son mejores que los tintes sintéticos? En efecto, los tintes naturales son mejores productos, simplemente porque no contienen componentes químicos perjudiciales para la salud. En esa medida son productos sanos y más confiables que los colorantes de síntesis química.
Las plantas colorantes se usan por siglos en diferentes culturas de la Humanidad, prueba de gran afinidad con el hombre. Muchas de ellas son utilizadas como plantas medicinales, como el índigo, el molle o la ratania. Por el contrario hay colorantes sintéticos muy peligrosos para la salud.
Si hablamos de estética, los colores naturales transmiten belleza, no sólo llaman la atención de la vista por su brillo. La natural armonía de sus combinaciones los hace de un alto valor para el consumidor. Los colores naturales siempre ofrecen matices de contraste y gamas de tonalidades imposibles de lograr con colorantes artificiales.
Los colorantes vegetales representan una fuente sustentable respecto a su contraparte sintética, pues son un recurso renovable; los colorantes sintéticos, no: proceden del petróleo.
Ecotintes no emplea mordientes tóxicos como cromo, estaño ni cobre; además utiliza auxiliares naturales o de bajo/nulo impacto. Los colorantes vegetales como el índigo han sido tradicionalmente un cultivo de rotación; el índigo es una leguminosa fijadora de nitrógeno. Los colorantes sintéticos afectan al medio ambiente tanto al ser producidos como al emplearse en la industria textil. Los colorantes sintéticos son peligrosos para los consumidores y muy peligrosos para los trabajadores de la industria. Los colorantes naturales son una fuente de empleo para los sectores rurales de los países empobrecidos.
www.ecotintes.com
QUÉ COLOR…
OJO CON LAS APARIENCIAS

Los solventes clorados se usan en la industria textil en la operación de descrude como agentes desengrasantes y como portadores de los tintes. Los solventes clorados se convierten en residuo peligroso después de ser usados en estas operaciones. Los solventes utilizados como portadores de los tintes contienen varios colorantes que son compuestos orgánicos complejos de naturaleza refractaria (no biodegradables) y peligrosos. Los colorantes contienen metales pesados como cromo, cobre y zinc, y sustancias orgánicas. Solamente el 50% del peso de los tintes comerciales son colorantes. El resto está constituido de material de relleno no peligroso (como azúcar) y surfactante. El colorante termina en el solvente residual que puede ser recuperado en la planta o enviado a otro lugar para ser reciclado. Algo de los tintes gastados puede descargarse en los sistemas de tratamiento del agua. El residuo peligroso del descrude incluye el solvente líquido contaminado, los restos de la destilación de los solventes cuando se practica el reciclaje en la misma planta y los lodos asentados que salen a la luz cuando se hace la limpieza del equipo de descrude.

1 comentario:

  1. Nice blog with interesting creations!!!Kisses!
    Sophie from Greece!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, siempre serán bienvenidos